Header Ads

¿Qué carajo son los Divertimentos?



Algo que sólo pueden comprender los que en verdad aman la literatura es que un texto, incluso el más sencillo y aparentemente inocente, es mucho más que simplemente un texto. Es un anhelo, una denuncia, una recreación, una mentira y una promesa, es un intento de adaptar la realidad y adaptarse a ella, a veces una mera válvula de escape, a veces una absoluta necesidad.

Sigo a Bradbury en su idea de que uno sólo debe escribir acerca de lo que ama, lo que odia, lo que teme o lo que anhela… uno sólo puede escribir acerca de lo que le provoca emociones verdaderas, y todo lo demás es falso, gesto vano e inútil. Sin embargo, por paradójico que parezca, a veces la sonrisa despegada es la mejor manera de enfrentarse con algo que de verdad preocupa. El humor, tan denostado por la literatura seria (claro que dónde está ahí la sorpresa), es un perfecto recipiente para verter una carga emocional inmanejable en un soplo de aire fresco, ligero y manejable.

Con este objetivo nacen estos divertimentos, pasar un buen rato liberándose de tensiones innecesarias. El humor a veces es un arma de doble filo, y por eso pido ya por anticipado disculpas a quien se pueda sentir ofendido. He procurado escribir estos textos con buen gusto, y sin ningún ánimo de ofender a nadie, pero me consta que a veces hay quien puede llegar a sentirse identificado con “los malos” y consiguientemente ofendido. Si hay alguien en esa situación, le aseguro que no iba por él, ninguno de “los malos” estoy seguro se pondrían jamás a leer este blog ;)

Y ya sin más dilación, aquí va la lista, que estará en perpetuo crecimiento, de los Divertimentos publicados de momento:

Con la tecnología de Blogger.